Javier Flores
Santo Domingo, RD

Uno de los puntos cla­ves de la primera fase del Plan de Seguridad Ciu­dadana anunciado por el presidente Luis Abinader a inicios del mes de mar­zo es que, a partir del 1 de junio, todos los moto­ristas serán identificados con chalecos y un núme­ro individual, dependien­do del uso que se le esté dando al mismo.

El objetivo de esta medi­da es reducir las activida­des delictivas que se come­ten desde esas unidades.

En una conversación te­lefónica con reporteros de LISTÍN DIARIO, tanto el ministro de Interior y Po­licía, Jesús Vásquez, como el viceministro de Seguri­dad Interior, Jesús Feliz Ji­ménez, explicaron que es­te plan contará de cuatro fases y la mayor respon­sabilidad de su funciona­miento recaerá sobre los gobiernos locales.

La primera fase
De acuerdo con el vicemi­nistro de Seguridad Inte­rior, la primera fase con­siste en provocar que las diversas instituciones que inciden en el sistema del transporte público y priva­do del país puedan concor­dar todas las implicaciones de la medida que empeza­ría a implementarse en el mes de junio.

“Eso implica reuniones entre el Intrant (Institu­to Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre), la entidad que desarrolla los gobiernos locales, llámese Fedomu (Federación Do­minicana de Municipios) y ahí hemos incluido a la Po­licía Nacional y a la Digesett (Dirección General de Se­guridad de Tránsito y Trans­porte Terrestre), con lo que tiene que ver con la parte de fiscalización de la norma”, explicó el funcionario.

Feliz Jiménez dijo que la primera fase, que ya está en acción, han trazado las ru­tas de cómo se realizarán esas partes y han logrado reuniones con la mayoría de los líderes de los sindicatos de motoristas.

Reunión con tres cabezas”
“Ellos tienen tres federa­ciones y ya el domingo tu­vimos reuniones con uno de ellos, y en el curso de esta semana, vamos a te­ner una reunión con todos, ya de manera conjunta con los tres cabezas de las fede­raciones que a su vez tie­nen asociaciones en dife­rentes territorios del país”, agregó.

Añadió que se ha clasifi­cado en cuatro grupos a los que les dan uso a las motoci­cletas y cada uno tendrá un chaleco y número de clasifi­cación único. El grupo uno es el de los motoconchis­tas, el segundo grupo son los deliveries, tercero son aquellos que usan el motor como medio de transporte personal, y el cuarto son los mensajeros y cobradores.

El amparo legal
Se ha establecido que estas medidas están amparadas en la ley 63-17 sobre Movi­lidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial que entre los artículos 75 y 78 establece las responsabi­lidades de cada uno de los actores involucrados en el proceso.

TRANSPORTE
Las motos

Feliz Jiménez indicó que hay 2,700 motocicletas registradas en Impues­tos Internos, pero que al­rededor del 30% de esa cantidad refleja el total de aquellas que no han sido fiscalizadas.

Implementación
La segunda fase de la aplicación de la medida consistirá en la concien­ciación sobre las pro­blemáticas principales y promover las razones para la implementación