El presidente Luis Abinader respondió a quienes se han opuesto al corredor de autobuses de la Charles de Gaulle, que inauguró esta mañana junto a su administrador y empresario del transporte Alfredo Pulinario (Cambita), del Consorcio Central Nacional Movimiento Choferil del Transporte (Mochotran),

El jefe de Estado dijo que comprende «que hay muchos que no lo entienden y estaremos siempre con las puertas abiertas para explicarles y convencerlos de que esta es la mejor alternativa para todos».

Afirmó que su Gobierno está «cumpliendo una ley que muchos de los que se oponen fueron los que la aprobaron», en referencia a las críticas del diputado Tobías Crespo, autor de la Ley 63-17 de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial.

El empresario Pulinario (Cambita) también se dirigió a los opositores del proyecto, llamándolos adversarios dentro del sector choferil y políticos. Aseguró que este es un verdadero cambio en el transporte y tendió un ramo de olivo de paz a sus enemigos.

Rafael Arias, director del Intrant, garantizó que en el nuevo sistema se actuó con inclusión y que los choferes son accionistas del corredor, contrario a las quejas de algunos que han protestado por supuestamente no haber sido tomados en cuenta.

Fueron pensionados 66 choferes mayores de 65 años y 14 que tenían limitaciones de salud, mientras que el resto va a conducir los autobuses en turnos de 8 horas por un salario de RD$20 mil mensuales y la oportunidad de hacer doble turno. Tendrán beneficios de seguridad social.

El recorrido de 17 kilómetros inicia en el puente Juan Carlos y termina en Los Guaricanos.

Estarán en funcionamiento 94 autobuses de 90 pasajeros cada uno con 69 paradas. Los pasajeros pagan una tarifa de 35 pesos pudiendo utilizar su tarjeta del Metro, tarjetas de débito y de crédito.

Por cada autobús puesto en funcionamiento se retiraron entre 50 y 60 carritos de concho, según Hugo Beras, director del Gabinete de Transporte.