Integrantes de una familia se trasladaron a la Empresa Distribuidora de Electricidad del Este (Edeeste) para abastecerse con el servicio. Supuestamente han reclamado varias veces a la institución restablecer la energía eléctrica en su hogar y no le han asistido.

Los denunciantes se presentaron en la sucursal de la avenida Independencia, donde una señora, hasta el momento no identificada, procedió a pasarse la plancha en el pelo, siendo esta su manera de reclamo por la ausencia de electricidad en su vivienda.

Con plancha de pelo, peine y ganchos en mano, se sentó en las instalaciones de Edeeste y la utilizó como centro de belleza mientras le estilizaban el cabello.

Les acompañaba una menor con una laptop y cuaderno, quien de acuerdo con el padre, ha tenido tareas atrasadas y complicaciones en su centro de estudio por la situación.

Manifestó que, la única respuesta que ha tenido por parte de las autoridades pertinentes es la disculpas por los inconvenientes, calificando esta repuesta como una excusa y palabras repetitivas para los usuarios.

“Disculpe los inconvenientes, eso es lo único que ellos dicen, parece que ellos tienen una grabadora ahí y no resuelven nada”, expresó.