EFE
Puerto Príncipe, Haití.

La Policía Nacional de Haití anunció este martes de la detención de tres personas, entre ellos dos policías, por su presunta implicación en el asesinato del presidente Jovenel Moise.

Los agentes detenidos fueron identificados como Bony Grégoire y Cliffton Hyppolite, según anunció el director general de la Policía, Léon Charles, en una intervención ante la prensa, en la que no explicó los motivos de estos arrestos.

El civil arrestado fue identificado como Dominick Cauvin, quien es sospechoso de haber participado «activamente» en las reuniones de planificación del asesinato, en especial en una que tuvo lugar en la casa de otro sospechoso, Reynaldo Corvington, quien también está bajo arresto.

Por el momento, han sido detenidas 26 personas por su relación con el caso, entre ellos 18 colombianos acusados de formar parte del comando que perpetró el ataque contra la residencia de Moise, el pasado 7 de julio.

Además, siete policías han sido puestos «en aislamiento» por su implicación en el caso, aunque no están formalmente detenidos, lo que supone tres más que en el último balance oficial.

En total, la Policía haitiana ha realizado 45 audiencias en el marco de la investigación interna para aclarar el papel de los agentes destinados a la seguridad de Moise y ha tomado medidas cautelares contra 23 de ellos, según detalló Charles.

Anteriormente, la Policía había informado que se habían tomado medidas cautelares contra los 24 agentes que deberían de haber estado desplegados en la residencia de Moise en la noche del ataque, pero el responsable de la Policía no explicó el cambio en las cifras.

En los dos días posteriores al magnicidio murieron tres colombianos en tiroteos contra las fuerzas de seguridad, mientras que la Policía ha emitido órdenes de búsqueda y captura contra al menos otros 10 sospechosos.

Entre los prófugos, la persona «más peligrosa» es Joseph Felix Badio, quien fue funcionario del Ministerio de Justicia y trabajó en la comisión de lucha contra la corrupción con el Servicio General de Inteligencia.

«La persona más peligrosa, que ha ejecutado, que siguió y comandó la operación es el famoso Badio Joseph Felix, a quien estamos buscando», dijo el jefe de la Policía.

Charles también aseguró que las autoridades están buscando a la persona que financió «esta vasta operación» y, en especial, siguen las investigaciones en torno a la empresa World Wide Capital Landing Group, «que recolectaba dinero para donarlo» a Christian Emmanuel Sanon, acusado de ser el autor intelectual.

«Sabemos que el operativo comenzó con el reclutamiento de soldados colombianos en EE.UU. La gente vino aquí, un pequeño grupo, otro grupo llegó después. Esto significa que se necesita dinero para hacer todo esto. Vínculos policiales e infiltración: se necesita dinero para eso. Están las contrataciones realizadas por (la empresa) CTU (acusada de contratar a los mercenarios colombianos), que pagaban a las personas. A todos se les debe pagar una cantidad. Se han firmado contratos. Significa que hay financiación», relató.