Santo Domingo.- El Presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Julio César Castaños Guzmán, afirmó este viernes durante su participación en el Foro Virtual que las “Elecciones en Tiempos de Pandemia”, organizado por la Organización de los Estados Americanos (OEA), que la JCE ha seguido trabajando a todo vapor y que la decisión es que sí o sí hay elecciones el 5 de julio y, que si hay una posibilidad de una segunda vuelta, se haría el 26 de julio.

Durante su intervención, el magistrado Castaños Guzmán agradeció la invitación y catalogó la reunión como histórica por el momento que se vive.

Explicó las razones que llevaron al órgano electoral a la calendarización de las Elecciones Presidenciales y Congresuales a una fecha posterior, previa consulta realizada con los partidos políticos y tomando en consideración “que tal y como manda la Constitución el día 16 de agosto termina el periodo de las autoridades que rigen actualmente; por otro parte, el Estado de Excepción dictado por el Congreso Nacional por 25 días, y que después fue pospuesto dos veces más. Este último termina justamente el 17 de mayo”, fecha en la cual debían celebrarse las referidas elecciones.

Castaños Guzmán hizo mención también del Protocolo Sanitario que se encuentra creando la JCE en conjunto con los partidos políticos, y tomando en consideración la experiencia coreana, la opinión de la Organización Panamericana de la Salud, el Ministerio de Salud Pública, y todas las medidas sanitarias y de distanciamiento dictadas al respecto, a los fines de que dicho protocolo sea implementado en las elecciones del 5 de julio.

Respecto del voto de dominicanos en el exterior, dijo que el voto contemplado en la Constitución dominicana es presencial y “esto nos crea la situación de que nosotros no podemos augurar sin el permiso de los Estados receptores de que esas casi 600 mil personas empadronadas puedan votar”.

Por lo demás, dijo que el calendario electoral se va agotando y que la JCE se encuentra adquiriendo todos los materiales sanitarios, a la vez que explicó que “son 130 mil personas, entre funcionarios de colegios electorales, miembros de Juntas Electorales, técnicos, personal de soporte, Policía Militar Electoral, entre otros, que deben ir debidamente protegidos”.

Fuente: JCE