La provincia La Altagracia celebra este 21 de enero el día de la Virgen de la Altagracia, festividad que conlleva en 2022 doble festejo para los católicos dominicanos. Este año se conmemora también el año jubilar de la Canónica Coronación de la Imagen Milagrosa de Nuestra Señora de la Altagracia, madre espiritual y protectora del pueblo dominicano.

El sacerdote Evaristo Araché Freijomil, rector de la Basílica-Catedral Nuestra Señora de La Altagracia, explicó que el centenario de la coronación de la Virgen de la Altagracia se inscribe en el marco cultural y religioso del pueblo dominicano, porque la Virgen  ha estado muy ligada al despertar nacional.

Argumentó que la Virgen de La Altagracia es parte de la identidad de República Dominicana y  cada vez que hay una celebración en torno a esta advocación mariana resurge lo dominicano y se manifiesta  en expresiones de  alegría, con sus plenas y danzas,  como parte significativa de la expresión cultural del país.

“El ofrendar, hacer un acto de amor a la Virgen es mostrar que quienes estamos llamados a hacer la corona somos los dominicanos, todos los hijos devotos de la madre, escuchando la voz de hijo, como nos pide ella en el evangelio, “hagan lo que Él les dice”, expresó.

La coronación

El retrato de  Nuestra Señora de la Altagracia ha sido coronado dos veces:  la coronación canónica  del 15 de agosto de 1922 durante el pontificado de Pío XI; y por el papa Juan Pablo II, quien el 25 de enero de 1979, durante su visita a Santo Domingo, coronó personalmente el retrato con una tiara de plata dorada.

Según las referencias históricas, se presume que el cuadro fue traído a la isla por los hermanos Alonso y Antonio Trejo, desde Extremadura, España, a principios del siglo XVI.

El historiador Francisco Guerrero recordó que la elección del 21 de enero como día para honrar a La Altagracia se estableció luego de que los colonos ganaran la batalla de Sabana Real de la Limonade, en la que los franceses querían invadir la parte este de la isla. Atribuyeron su triunfo militar a la intercesión de la Virgen.

Actividades 

El rector de la Basílica explicó que se han organizado  diversas actividades, dirigidas por  una comisión nombrada por la Conferencia del Episcopado.

“El 15 de agosto del pasado año se abrió en todas las catedrales y lugares determinados por los obispos la llamada Puerta de Gracia y Misericordia,  un privilegio que nos concedió el Santo Padre de una indulgencia plenaria durante todo el año altagraciano del 15 agosto del 2021 al 15 de agosto del 2022”, apuntó.

Indicó que los días 20 y 21 de cada mes una réplica del cuadro ha sido llevada a las distintas diócesis del país.

Vigilia madrugadora

Para celebrar con todo el pueblo dominicano y en gratitud a la Virgen de la Altagracia, el Banco Popular Dominicano organizó una vigilia, que se realizará este jueves 20 de enero.

“Madrugada de bendición” rendirá honores a la protectora de República Dominicana con una misa de medianoche, oficiada por monseñor Antonio Camilo, obispo emérito de La Vega; serenatas a la Virgen, testimonios, música a cargo de Orquesta Sinfónica Nacional, dirigida por el maestro José Antonio Molina; entre otros actos.

La celebración religiosa será transmitida por más de 70 canales de televisión, redes sociales, y todas las emisoras católicas estarán en cadena.

 

Importancia litúrgicaEl padre Evaristo Araché Freijomil, rector de la Basílica, destaca la importancia litúrgica de esta celebración porque es el momento celebrativo en el que el pueblo manifiesta su fe, pone a los pies del altar sus anhelos y proyectos, sus penas, pero también sus alegrías. “La liturgia es el encuentro de la comunidad que eleva una acción de gracia que es Cristo que la ofrece al padre y nosotros somos participes de esa dimensión celebrativa. Es una comunión del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. Monseñor Jesús Castro Marte, obispo de la diócesis de Higüey, expuso que la celebración que se realizará se centrará en los cien años de la coronación canónica y, por supuesto, de la conmemoración tradicional del 21 de enero.