Santiago de Chile.- Los chilenos comenzaron ayer jueves el proceso para retirar el 10 % de sus ahorros previsionales, una medida aprobada la semana pasada para aliviar la crisis que ha generado el coronavirus y que puede suponer la salida de entre 15.000 y 20.000 millones de dólares de los fondos de pensiones.

Estos fondos se encuentran depositados en las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), empresas privadas encargadas de gestionar el ahorro individual obligatorio en el que se basa el modelo chileno, mediante el cual cada trabajador aporta un 10 % mensual de su sueldo bruto a un fondo de pensiones personal del que puede disponer cuando se jubila.

En una primera etapa, todo el proceso para solicitar el retiro anticipado del 10 % de los fondos que cada ciudadano tenga acumulado se hará de manera telemática a través de Internet, aunque desde el comienzo de la semana se han visto filas de personas en algunas AFP para pedir información.

Los afiliados tendrán a partir de este jueves un plazo de 365 días para realizar la solicitud, independientemente de si la pandemia de coronavirus se mantiene o ha remitido en ese tiempo.

Dinero que puede salir de las AFP

Con un universo de 10.950.692 de personas cotizando en este sistema de pensiones de capitalización individual, el total de afiliados podría llegar a retirar de las siete AFP que existen entre 15.000 y 20.000 millones de dólares, según los cálculos de distintos expertos.

Esa es la horquilla que maneja el economista Francisco Castañeda, quien dijo a Efe que su salida de las AFP supondrá una inyección de dinero a la economía mediante el consumo que puede mejorar las negativas previsiones de crecimiento del país generadas por la pandemia.

La Dirección de Presupuestos (Dipres) del Ministerio de Hacienda concretó que el monto total de retiro del 10 % ascenderá a 18.461 millones de dólares y que tendrá un impacto fiscal será cercano a los 6.002 millones de dólares, es decir, un 2,5 % del Producto Interno Bruto (PIB).

Fuente: EFE