Agentes del Servicio Nacional de Protección Ambiental (Senpa) cerraron este miércoles una fábrica de calderos que operaba de manera ilegal en el sector El Tamarindo, en el municipio Santo Domingo Este, en la provincia Santo Domingo.

Según una nota de prensa, la suspensión de las operaciones se realizó ante las denuncias de residentes de la localidad, debido a la emanación de humo con plomo productos de los equipos que allí se fabrican.

“Los agentes del Senpa llegaron a la fábrica de calderos, tras denuncias de moradores ante la humareda contaminada de plomo, el ruido y el peligro de incendio”, detalló el documento.

Francisco Contreras, propietario del negocio, fue notificado para que se presente a la dirección provincial de Medio Ambiente, a fin de responder ante las autoridades por violación a la Ley 64-00 sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales.

El operativo fue realizado por instrucciones del director general del Senpa, Ambiorix de Jesús Cepeda Hernández, y ejecutado por el coordinador de operaciones teniente coronel Ángel M. Gutiérrez Cabrera y el director provincial Pablo Heredia Mercedes.