“Existe un costo financiero muy alto de querer aparentar cosas que no tenemos, simplemente por el hecho de satisfacer nuestro ego”, expresa la coach financiera. “No nos dejemos llevar por lo que nos dicen las apariencias ni en esas vidas alternativas que nos están vendiendo las redes sociales, sino que trabajemos más en nuestra satisfacción personal y aquellas cosas que realmente a nosotros nos hacen más felices”.