Valesky Barosy es un norteamericano que ahora podría enfrentar una pena de 132 años de prisión por haber utilizado fondos públicos para comprarse un auto de lujo.

Barosy usó un préstamo del Programa de Protección de Nóminas para empresarios afectados por la pandemia para comprarse artículos de lujo, incluyendo relojes Rolex y Hublot, prendas de Louis Vuitton, Gucci y Chanel y hasta un automóvil deportivo de lujo Lamborghini.

El infractor utilizó el préstamo del Programa de Protección de Nóminas para lujos superfluos y hoy enfrenta cinco cargos de fraude electrónico, tres de lavado de dinero y uno de robo de identidad agravado, de acuerdo con un comunicado de la Fiscalía del Sur de Florida.

“En cada solicitud de préstamo, Barosy falsificó los gastos del año anterior, las ganancias netas y la nómina del solicitante, y presentó formularios de impuestos fraudulentos al Servicio de Rentas Internas”, indicó la Fiscalía. De ser encontrado culpable, Barosy enfrentaría 132 años de prisión.