Después de ocho meses de estudio, el Consejo de Disciplina de la Cámara de Diputados decidió solicitar al pleno de la cámara baja sancionar al diputado reformista por La Romana, Pedro Botello, con la censura pública y la privación de representar a ese órgano en eventos nacionales e internacionales por un plazo de dos meses

El congresista fue encontrado culpable por irrespetar la solemnidad que demanda el Congreso Nacional por los hechos registrados frente a la sede del Poder Legislativo el pasado 28 de octubre de 2020 y el 4 de febrero de 2021 para reclamar la aprobación del proyecto de ley que autorizaría el retiro del 30 por ciento de los fondos que tienen los trabajadores.

Por esas acciones el Consejo de Disciplina, que preside el diputado perremeísta Jesús Manuel (Sandro) Sánchez, encontró culpable al legislador de violentar el literal j, del artículo 25 de reglamento de la cámara baja.

El Consejo lo integran los diputados perremeísta Yuderka De la Rosa, Dionicio de la Rosa y Soraya Suárez.

La reacción

El diputado Reformista Pedro Botello declaró que sin ninguna prueba y careciendo de acusaciones precisas el Consejo de Disciplina lo condenó, lo que para él representa un “golpe bajo” y una “puñalada trapera”.

“Finalmente a la oligarquía y a los serviles diputados que le hacen juego, les digo: esto apenas comienza. Quien pretenda silenciarme, tratando de amedrentarme está perdiendo su tiempo. Desde cualquier lugar defenderé con honores al pueblo dominicano”, expresó.

Argumentó que los que quieren hacer de él un “trofeo ejemplarizador” tendrán que responder el próximo lunes ante el pueblo por esas pretensiones.

Dijo que dará declaraciones, junto a sus abogados, durante una rueda de prensa en el salón del bloque de diputados del Partido Reformista Social Cristiano.

Cuestionó que le quieran imponer una sanción disciplinaria por abrazar y defender una noble causa social que solo reclama la entrega anticipada de 30 por ciento de los fondos de pensiones a los trabajadores.