Aunque en mayo pasado, Televisa dio por terminado su contrato laboral con Televisa, en medio de la contingencia en México por la pandemia de COVID-19, Cynthia Klitbo está dispuesta a sacar adelante a quienes dependen de ella, ya sea dedicando mensajes a través de las redes sociales o como nana o panadera, viajando a laborar a Canadá, o en cualquier otra cosa que sea trabajo digno y honesto.

La actriz, que se hiciera célebre especialmente por sus personajes de villana en las telenovelas mexicanas, llevaba alrededor de 35 años de trabajo en Televisa.

Sin embargo, la semana pasada demostró que no está dispuesta a dejarse vencer por la adversidad, cuando a través de su Instagram ofreció su imagen y su voz para grabar dedicatorias a quien así lo quisiera, por una módica cuota.

“Si tú quieres que yo haga un saludo personal, una declaración que no te atreves a hacer o una felicitación de aniversario, o cualquier tipo de mensaje, lo puedes hacer a través de Vibox, entra a esta plataforma y te prometo que digo todos los mensajes que tú quieras que diga por ti”, declaró a través de un video.

https://www.instagram.com/laklitbocynthia/?utm_source=ig_embed

Sin embargo, la cosa no paró ahí, pues ayer reconoció en el programa “Venga la Alegría” que los ahorros que había hecho han empezado a mermar y que requiere una cierta cantidad de dinero para pagar a las chicas que trabajan con ella, pero agregó que no descarta la posibilidad de irse por un tiempo a vivir y trabajar en Canadá, país de donde tiene la nacionalidad también.

“(Me iría) emprendiendo, mientras encuentro el medio. Así de ¿cómo crees que vas a ser mesera? ¡No me importa!, mi hija va a tener escuela gratis en Canadá y en lo que yo me acomodo y empiezo a tener un programa de radio, donde me meto o lo que sea, yo por lo menos estoy junto a mi familia, mis tíos, mis primos hermanos, todos viven allá”.

Confesó, en entrevista con Flor Rubio, que le daba miedo la situación que está viviendo porque está sola y hay mucha gente que vive de lo que ella hace también.

“Si es necesario limpiar una casa, la limpio, el chiste es trabajar, y si tengo que acabar de panadera, acabo, de nana, de lo que sea, no importa, no le tengo miedo al trabajo y tendré que hacer lo que tenga que hacer para sacar adelante a mi hija y la casta, de plano”, comentó.

Cynthia, que inició su carrera a mediados de la época de los 80, en la telenovela “Vivir Un Poco”, y cuenta con innumerables participaciones en otras producciones del tipo, como “Mi Pequeña Soledad”, “La dueña”, “Teresa” y más recientemente “Médicos, línea de vida”, por citar sólo algunas, comentó que este no es el primer golpe que tiene en la vida; sin embargo, las vicisitudes le ayudaron a aprender.

“Cuando hice ‘El privilegio de amar’, pues evidentemente se me fue la luna a la cabeza, y de pronto no se dieron los estelares, no sucedieron cosas, y tuve dos o tres descolones, así de ‘bájale, bájale’ de mis propios jefes, que yo se los agradezco muchísimo, porque a veces uno pierde el piso y está bien que alguien te ponga los pies en la tierra”.