El domingo 24 de julio será la ceremonia de exaltación del dominicano David Ortiz, al Salón de la Fama de Cooperstown, se suma a Juan MarichalPedro Martínez y Vladimir Guerrero, como el cuarto en alcanzar el mérito mayor del béisbol de los Estados Unidos.

Preguntado sobre el discurso que deberá pronunciar, Ortiz admite estar «nervioso». “Estoy nervioso por todo. Es demasiado. Son demasiadas cosas al mismo tiempo», expresó recientemente en una entrevista a AP, aunque ya tiene el mérito de inmortal en su natal la República Dominicana y en Boston, donde escribió sus principales historia en la pelota de Grandes Ligas.

Si Ortiz se unió a los seis hombres que fueron seleccionados por el comité Golden Days y el comité Early Baseball Era — Jim Kaat y el cubano Tony Oliva, y los ya fallecidos Bud Fowler, Gil Hodges, el cubano Orestes “Minnie” Miñoso y Buck O’Neil.

Ortiz, que se retiró en el 2016, luego de poner números que no dejaron dudas para su elección, con 541 jonrones, 632 dobles, 1,768 carreras empujadas, un OPS de .931, 10 llamados al Juego de Estrellas, siete Bates de Plata y tres títulos de Serie Mundial.

Entre esos hits estuvieron varios que sentenciaron victorias que le valieron la reputación de ser uno de los bateadores más oportunos en la historia. Lo hizo en dos duelos seguidos que se fueron a extra innings para dejar tendido al rival — en el cuarto juego y luego el quinto de la serie por el campeonato de la Liga Americana de 2004 ante los Yanquis.

El dominicano se convirtió en el jugador 14 elegido en su primera oportunidad. El caso más reciente Derek Jeter en 2020 como el caso más reciente; se suma a Martínez y Guerrero como dominicanos seleccionados en su primera presentación en la boleta, cuando sumó 307 de 394 votantes y fue el único que los periodistas escogieron en la clase del 2022.

El quisqueyano, firmado originalmente por los Marineros de Seattle, subió a las Grandes Ligas con los Mellizos de Minnesota, y luego de seis temporadas, pasó a los Medias Rojas de Boston donde concluyó su exitosa carrera de 20 años.

Con los Mellizos tuvo promedio de .266; 58 jonrones, 238 empujadas, 108 dobles y 393 hits; con Boston sumó 483 jonrones, empujó 1530 carreras, 524 tubeyes; 2079 hits.