SANTO DOMINGO, República Dominicana-. En esta semana me referiré a algunas historias muy tristes enviadas por varios lectores que no saben qué hacer con sus pocos o muchos ahorros, dado que están recibiendo intereses muy bajos por sus depósitos o certificados financieros mantenidos en las entidades bancarias.

Elizabeth De los Santos, de 73 años, sin pensión, una profesional del área de contabilidad, me cuenta que pasó toda su vida ahorrando hasta llegar a tener RD$2.5 millones de pesos, que hace tres años recibía por tener ese dinero en certificados financieros en un banco una tasa de interés nominal de un 11% anual, que equivalía mensualmente a alrededor de RD$20,833.33 pesos netos, una vez se le descontaba el impuesto del 10% por pago intereses bancarios, dinero que le ayudaba a costear sus gastos mensuales, sobre todo sus medicamentos para la presión y diabetes. Hoy en día apenas recibe una tasa de interés de 2.25% anual, es decir, RD$4,687.57 pesos mensuales, dinero que no le alcanza comprar sus medicamentos, mucho menos costear sus alimentos de la canasta básica.

Maira Cuevas me cuenta que apenas tiene ahorrados RD$50 mil pesos y que está pensando en gastarlos, porque en vez de aumentar, su dinero en su cuenta de ahorros, lo que hace es bajar todos los meses, dado que el banco le cobra RD$60 pesos por una tarjeta de débito, y le deposita por intereses mensuales apenas RD$1.25. Ella me pregunta ¿Eso es justo? ¿Tener dinero ahorrado, para el mes próximo tener menos dinero en la cuenta?

José Cavallo me escribe que tiene dinero en el banco, en dólares y pesos, y no sabe qué hacer, si comprar una propiedad o invertir en la bolsa de valores. Él le pide explicación a su oficial o gerente de cuentas de su banco y no le dan ninguna explicación de porqué las tasas de interés son tan bajas que ni cubren la inflación del Banco Central, la cual, a junio del 2021, la interanual es de 9.32%, la acumulada del año es 4.01% y la del mes de junio de 0.63%.

Así tenemos otras decenas de historias enviadas por los lectores que siguen semanalmente esta columna, Tu Consultorio Financiero.

Ahorrar es vital para afrontar las distintas situaciones que nos presenta la vida y en las ocasiones menos esperadas. Tener un fondo de ahorros para cubrir esos gastos imprevistos sin interferir con el presupuesto o terminar endeudado, es la clave para ser una familia saludable y financieramente estable. El ahorro representa el soporte sobre el cual se podrá asegurar la calidad de vida en el hogar y atender cualquier emergencia o necesidades futuras. Por lo que gastarlo o consumirlo no sería la mejor opción.

En el año de la pandemia casi todos los bancos centrales del mundo impulsaron una política monetaria con la finalidad de mantener bajas las tasas de interés en la economía, promover un mayor acceso al crédito bancario, preservar la estabilidad económica y los empleos.

Las tasas de interés de los préstamos bancarios se redujeron con relación al año previo a la pandemia, pero los intereses o tasa de interés pasiva que reciben los depositantes por sus ahorros o certificados financieros también disminuyeron en una proporción significativamente mayor.

Esta situación es un fenómeno que está pasando a nivel mundial, es decir, que no solo los depositantes en la República Dominicana están recibiendo bajos intereses por sus depósitos o certificados financieros.

Aunque puede haber muchas tasas de interés en los mercados financieros, la tasa que fija el Banco Central de un país es el principal parámetro del costo de endeudamiento en un país. Los bancos centrales modifican esa tasa llamada “tasa de política monetaria” en respuesta a las variaciones del ciclo económico y van encauzando la economía nacional mediante la influencia que ejercen en muchas tasas de interés, principalmente las tasas a corto plazo.

Una tasa de política monetaria más alta estimula el ahorro; una tasa más baja promueve el consumo y reduce el costo de la inversión empresarial. En el caso de la República Dominicana, la tasa de política monetaria del Banco Central es de un 3.0%.

Ahora bien, las historias enviadas por nuestros lectores evidencian que muchos están recibiendo tasas de interés reales negativas por sus depósitos o ahorros, lo que debería ser una preocupación, ya que esto puede incentivar a que los ahorristas retiren sus depósitos bancarios y decidan mantener su dinero en efectivo, irse a otro mercado, o irse al sector informal donde no existe ninguna garantía ni seguridad a cambio de recibir una tasa de interés mayor por sus ahorros.

Es importante que como depositante puedas entender la diferencias entre tasas de interés nominales y tasas de interés reales y cómo afecta tu bolsillo, a los fines de que puedas tomar una mejor decisión para tener mayor rentabilidad por tus ahorros.

Tasas de interés «reales» frente a «nominales»

El tipo de tasa de interés con la que estamos familiarizados es la denominada “tasa de interés nominal”. Mide la cantidad de dinero que ganamos en un año con un ahorro de $100. Una “tasa de interés real”, por otro lado, mide cuánto vale $100 en términos de lo que puede comprar con eso, un año después.

Por ejemplo, si deseas comprar hoy diez libras de arroz, y cada libra de arroz cuesta $30, debes tener RD$300 para adquirir estas diez libras de arroz; sin embargo, si la inflación un año después fue de un 10%, entonces cada libra de arroz aumentará a $33 pesos y deberás tener $330 pesos para adquirir esas mismas diez libras de arroz.

En cambio, si depositas los $300 en un banco y la tasa de interés nominal que te pagan anual es un 2%, entonces un año después tendrás $306 y solo podrás comprar 9.27 libras de arroz. La tasa de interés real que recibiste por tu dinero ahorrado es la diferencia entre la tasa de interés nominal menos la inflación, que en este ejemplo sería de 2% menos 10%, es decir -8%, lo cual sería una tasa de interés real negativa. Tu dinero un año después tiene menor poder adquisitivo o de compra.

Entonces la tasa de interés real, que realmente importa para el valor de tus ahorros, depende de la tasa de interés nominal, pero también de la inflación.

En los países donde la tasa de inflación es mayor que las tasas de interés nominal, las tasas de interés reales son negativas, y sus ahorros caen en valor según lo que puede comprar con ellos. En los países donde la inflación es inferior a la tasa de interés nominal, por otro lado, el valor real de sus ahorros aumenta.

Mi recomendación para aquellos que tienen pocos ahorros es mantenerlos ante cualquier imprevisto. Para aquellos que tienen una mayor flexibilidad, mi recomendación sería negociar con tu oficial de cuentas en tu banco una tasa de interés nominal mayor o buscar alternativas, informándote debidamente en el mercado de valores a través de un puesto de bolsa, adquiriendo títulos emitidos por el Ministerio de Hacienda, el Banco Central o emisores privados, siempre comprendiendo los plazos y los riesgos que conlleva cada una de las inversiones que pudieras realizar fuera del mercado bancario, pero nunca en un sector que no esté regulado ni supervisado.

Tu Consultorio Financieroes una columna desarrollada por Jesús Geraldo Martínez para Acento.com.do, sobre finanzas personales, para orientar a las personas con conocimientos básicos en finanzas y economía a mejorar su entendimiento, con la finalidad de que puedan desarrollar las habilidades para realizar elecciones acertadas y mejorar su nivel de bienestar. Para consultar con el autor puede escribir al correo Jgmartinez20@icloud.com.