El comunicador y productor de programas de radio y televisión, Domingo Bautista, afirmó que a lo largo de su más de 50 años de ejercicio no ha acumulado fortuna, pero sí tiene suficiente para cubrir su dignidad y que cuando muera, no haya que pedir para su sepelio.

En un conversatorio con locutores y periodistas que ejercen desde Santiago, el comunicador relató parte de su experiencia en la producción y animación de programas.

Bautista afirmó que estás satisfecho con el camino recorrido, del cual destacó tiener en su récord profesional haber desecho los parámetros de que la televisión debía estar basada en una producción rígida, seca, sin reírse.

Agregó que ha sido exitoso, a pesar de que se le ha tildado como promotor de un estilo «cherchoso» en la televisión.

Entre anécdotas, el comunicador, que ha trabajado televisión desde 1986, también destacó no tener reglas protocolares para su alimentación y que vestir con colores extravagantes es parte de su vida, a lo que afirma no renunciará.

“Yo no soy gourmet”, proclamó Domingo Bautista en el encuentro promovido por la directiva de la Asociación de Locutores de Santiago, que encabeza, Pedro Pablo Marte Pascual (El Negro Petter). El comunicador habló de su costumbre de comer lo básico, es decir, la comida criolla, como arroz, habichuelas y carne.

Entre conversaciones matizadas por las jocosidades, el productor y conductor de programas emblemáticos como “La Super Tarde” y «Super Revista”, habló de su relación con los comunicadores de Santiago, desde los tiempos que promovía los discos del merenguero Wilfrido Vargas, en los años 70.

La conversación con Domingo Bautista incluyó temas como el de los conocidos intercambios, para sustentar los programas y “la payola”, es decir pagos a programadores de las emisoras por las pautas de los discos.

Defendió los famosos «intercambios», porque -según su punto de vista- en los medios de comunicación es una evolución moderna del trueque, usado desde la antigüedad.

Al abordar el tema de “la payola”, dijo que nunca pagó a sus amigos locutores para pautar un tema en las emisoras, no obstante, afirmó que se buscaba la manera de agradar a los colaboradores, aunque no fuera con dinero en efectivo.

Según lo narrado por Domingo Bautista, “la payola”, en el país nace con el merenguero Jhonny Ventura, quien solía agradar a los promotores de sus obras en la radio con algunos detalles, es decir, regalos.

También agregó que al argentino José Dilucio, un promotor de discos de la legendaria firma Fania All Star, se le atribuye haber introducido en la República Dominicana, la modalidad de lo que se conoce en la actualidad como “payola”.

Además de programas de televisión, Domingo Bautista ha producido y conducido por 35 años el programa “Domingo Latino”, por la emisora Hit 92.1 Frecuencia Modulada, en Santo Domingo