Washington.- Estados Unidos se prepara para superar la barrera de los 500.000 muertos por coronavirus, mientras la campaña de vacunación ofrece una luz de esperanza.

«Es terrible, es horrible», reaccionó el domingo el inmunólogo Anthony Fauci, consejero de Joe Biden.

«No vimos nada parecido desde hace 100 años, desde la pandemia de 1918», dijo en CNN. «Es algo que quedará en la Historia. En décadas, las personas todavía hablarán de este momento en el que tanta gente murió».

Según cifras de la universidad Johns Hopkins, el domingo por la mañana la cifra de muertos superaba las 497.000″ personas. El primer fallecido por covid-19 en Estados Unidos fue anunciado hace un año, el 29 de febrero de 2020.

En enero Estados Unidos llegó a 400.000 fallecidos. Pasaron tres meses antes de que el país cruzara otra cota terriblemente simbólica, la de los 100.000 muertos.