Minutos después de que el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, coloque simbólicamente la piedra fundacional del nuevo hospital veterinario público de su país -construido gracias al éxito del fideicomiso de bitcoin (BTC) creado por el estado-, el Gobierno anunció nuevas obras públicas con las ganancias de la Ley Bitcoin. En los próximos meses, se levantarán 20 nuevas escuelas.

“¡20 nuevas escuelas con las ganancias de Bitcoin!”, escribió en Twitter Rodrigo Ayala, segundo vicepresidente de la Asamble Legislativa de El Salvador. Las 20 escuelas que se anunciaron ahora se suman al programa My New School, que prevé la construcción de otras 400.

El fondo de BTC del estado salvadoreño permite obtener una ganancia en dólares a medida que el precio de BTC sube, sin necesidad de vender las criptomonedas que están en las arcas del estado. Al haber tocado recientemente su ATH, Bukele dio inicio a varios proyectos para materializar lo más rápido posible el éxito de su proyecto.

En el acto inaugural del hospital veterinario, el presidente anunció que 300 salvadoreños trabajarían allí, además de recordar algunos detalles técnicos anunciados hace algunas semanas. El nosocomio para animales permitirá realizar unas 384 consultas diarias y tendrá capacidad para atender 128 urgencias por día, y más de 60 cirugías y citas de peluquería.

Este hospital veterinario, que no lo construye el Estado, sino que lo construirá la empresa Chivo, va a cobrar USD 0.25 centavos simbólico por cada servicio que brinde, sin importar cual sea, anunció Bukele durante el acto.

La semana pasada, Bukele aprovechó la caída de BTC por debajo de los USD 40K y compró 420 BTC para sumar a las arcas estatales. En total, El Salvador ya tiene 1120 criptomonedas, que representan un capital superior a los 70 millones de dólares.