La cámara de un celular grabó el momento en el que se armó un zafarrancho en la fila del drive-thru de McDonald’s de Locust Grove en Bill Gardner Parkway la noche del pasado martes.

Un empleado del lugar, de 16 años, de quien no se reveló su nombre por un tema de seguridad, contó a WSB-TV 2 Atlanta que un par de clientes llegaron hasta el lugar alrededor de las 19:00 horas y ordenaron un café del menú de productos que ofrece McDonald’s de manera regular, sin embargo, en ese momento se encontraba agotado.

La respuesta del empleado no le gustó al cliente quien de inmediato enfureció y su primera reacción fue agredir al menor de edad lanzándole un café, pero las agresiones no pararon, al contrario, siguieron.

De acuerdo con el medio antes mencionado, la pareja golpeó la ventana del drive-thru, metió la mano por la ventanilla y tomó una silla que lanzó sin lograr dañar a nadie.

La reacción de uno de los empleados fue también lanzar un café sobre el auto de los clientes, lo que enfureció un poco más a la iracunda pareja.

El empleado reveló que su reacción fue como un medio de defensa: “Lo hicimos en defensa propia porque no sabíamos que hacer”.

El joven señaló que el agresor no paraba de golpear la ventanilla con la intención de romper el cristal y entrar a las instalaciones.

Los empleados al ver que los ánimos no se calmaban e iban en aumento se refugiaron en el refrigerador del restaurante de comida rápida con el fin de salvaguardar su vida.

Como era de esperarse, los empleados llamaron al 911 en busca de ayuda, sin embargo, la policía llegó hasta el lugar cuando los clientes ya se habían ido del lugar; el jefe de la policía de Locust Grove contó que la pareja ya fue identificada y que una vez que analicen el video del lugar emitirán órdenes de arresto.

También trascendió que los agresores amenazaron con volver, lo que llevó al joven de 16 años que ofreció detalles de aquella noche a abandonar su puesto de trabajo.