El escándalo de la manipulación de los sorteos de la  Lotería Nacional ha estremecido el negocio de las apuestas en la República Dominicana, hasta el punto de poner al borde de la bancarrota a las denominadas loterías privadas.

El equipo de investigación del periódico noticialibre.com pudo comprobar que se han caído  las ventas de las denominadas lotos privadas, por la resistencia de la gente a probar suerte en sorteos que han sido desacreditados por las imágenes de una locutora que previamente tenía en sus manos el bolo ganador que debía ser sacado de la tombola por una persona no vidente.

Un resumen ejecutivo de las entrevistas a los ejecutivos de las  bancas de apuestas en el país,  revela que sus ventas se han reducido a menos del 50 por ciento del volumen diario que presentaban sus operaciones antes del escándalo que estremeció la Loteria Nacional el pasado 2 de mayo.

La Procuraduría General de la República tiene abierta una investigación sobre ese hecho bochornoso que le costó el cargo al pasado administrador de la Loteria Nacional, Luis Maisichell Dicent