La angioplastía primaria cons­tituye el tra­tamiento de elección en el infarto agudo al miocar­dio, pero el tiempo y el equipo humano capacita­do juegan roles fundamen­tales para garantizar una mayor tasa de éxito del procedimiento y la recupe­ración del paciente.

Así lo asegura el doctor Ernesto Díaz Álvarez, asesor del Instituto Dominicano de Cardiología, al destacar que las enfermedades car­diovasculares son la prime­ra causa de muerte a nivel mundial y que en Repúbli­ca Dominicana aproxima­damente un 38% de los do­minicanos mueren por su causa. De las enfermedades cardiovasculares, agregó, la principal presentación y la más grave es el infarto agudo al miocardio, que su­cede cuando se bloquea el flujo de sangre de una de las arterias del corazón o coro­narias provocando que no le llegue oxígeno al músculo y éste se muera.

Destacó que muchas ve­ces se pierde un tiempo apreciado en el traslado del paciente hacia un centro de salud lejano, generando da­ños irreversibles en el mús­culo del corazón y hasta la muerte.

Esto así, explicó el doctor Díaz Álvarez, porque los pa­cientes no revascularizados a tiempo, (abrir la arteria culpable) desarrollan insu­ficiencia cardíaca secunda­ria, limitando su producti­vidad y representando una gran carga económica para el estado, debido a los múl­tiples internamientos y alto costo de toda la medicación que ameritan para su estabi­lización.

Explica el especialista que la angioplastía primaria, que es un tratamiento po­tencialmente utilizable en la gran mayoría de los pa­cientes con infarto agudo de miocardio, consigue la reca­nalización de la arteria coro­naria en más del 90% de los casos, con una mejor per­fusión de la zona afectada y una menor incidencia de reoclusión.

“La angioplastía primaria constituye el tratamiento de elección en el infarto agu­do al miocardio en aquellos hospitales que disponen de la experiencia e infraestruc­tura necesaria para su reali­zación, y el Instituto Domi­nicano de Cardiología posee la estructura y el equipo hu­mano para tales fines”, se­ñaló Díaz Álvarez.

SEPA MÁS
Estrategia ideal
La estrategia ideal es la angioplastia percutánea primaria a través del ca­teterismo cardíaco, el cual permite visualizar si hay alguna arteria oclui­da y si ese es el caso, se destapa mediante el uso de balones y de un dis­positivo conocido como Stent.