Yasmel Corporán
Santo Domingo, RD

El presidente del Instituto Dominicano de las Teleco­municaciones (Indotel), Nelson Arroyo, informó ayer que entre las metas de esa dependencia para 2022 está la adquisición de casi medio millón de “cajas convertidoras” de señal, a fin de transformar los televisores análogos en digitales.

“Nos fijamos una serie de planes, uno de ellos es lan­zar una licitación interna­cional para comprar las ca­jitas convertidores que van a transformar la televisión análoga en digital”, precisó el funcionario.

Según Arroyo, serán licita­das unas 450,000 cajas con­vertidoras con un precio unitario estimado que osci­la entre los 25 y 30 dólares.

Asimismo, adelantó que el proyecto abarcará única­mente a aquellos ciudada­nos que no tienen televi­sores digitales, o sea, para aquellos cuya señal de tele­visión es abierta y no están suscritos a ningún servicio de cable.

Impacto
Al ser abordado sobre los beneficios e impacto que tendría esta iniciativa para la telecomunicación domi­nicana, el titular de Indotel sostuvo que mejoraría sus­tancialmente la calidad de la imagen. “Nos permite es­tar al nivel de los estándares internacionales y también propicia el ahorro de ener­gía”, agregó.

Arroyo explicó que la com­pañía que gane la licitación tendrá la oportunidad de asociarse con una empre­sa de distribución local y, de este modo, se garantiza que “cada ciudadano que lo ne­cesite, adquiera su cajita”.

“Esta es una inversión so­cial, no se puede decir que tendrá una tasa de retorno, en este caso es un proyec­to que va dirigido a las zo­nas más pobres, que dará un equilibrio en materia de telecomunicaciones entre los que más tienen y los que menos tienen”, expresó.

Con el inicio de transmi­sión de señales de televisión abierta a digital, los usua­rios que reciban esta señal, entre ellos los beneficiarios de las cajas convertidoras, podrán disfrutar de imáge­nes en alta definición y con mayor calidad de audio.

Expansión
Asimismo, adelantó que lle­varán internet de banda an­cha a unos 26 municipios del territorio nacional, cuya conectividad es deficiente o que no cuentan con redes fi­jas con acceso a este servi­cio.

“Es el objetivo de Indotel que la mayor cantidad de dominicanos tengan acceso a la fibra óptica y así elevar la calidad del internet que reciben y reducir esa brecha en los servicios digitales”, indicó.

Según explicó el funcio­nario, las zonas que serán parte de la iniciativa fue­ron evaluadas previamen­te gracias a los indicadores del programa de asistencia social Supérate, que hacían constar una marcada “falta de conectividad’’ en esas de­marcaciones.

El presidente de Indotel ha­bló en un conversatorio ce­lebrado ayer en el Grupo de Comunicaciones Corripio, el cual fue guiado por José Monegro, director del pe­riódico El Día.

Durante la charla, fueron abordados varios tópicos re­lacionados con la realidad del país en materia de tele­comunicaciones, como la conectividad, brecha digi­tal, robos electrónicos y ci­berseguridad.

CIFRAS
70%
usa internet móvil.

El titular de Indotel in­dicó que 70% de la po­blación dominicana utiliza internet móvil, mientras que 34% es usuario de internet fijo, y aunque estas cifras son positivas en compara­ción con las de años an­teriores, acotó que “te­ner señal de internet no necesariamente se tra­duce a tener una señal de internet de calidad”.

Fibra óptica.
Al ser cuestionado sobre la brecha de conectivi­dad que existe en Repú­blica Dominicana, Arro­yo precisó que Indotel planea llevar fibra óptica a unas 17 comunidades de la región Sur, zona donde, según sostuvo, se concentra el mayor índice de brecha digital.