Rienzi Pared Pérez
Santo Domingo, RD

En el contexto filosófico sobre la terminología de la palabra “amor”, donde viene a representar toda la carga emocional, bondad y misericordia del ser humano, hemos querido resaltar algunas películas como forma de sugerencias para que en este fin de semana puedan deleitarlas bajo la compañía de su ser querido a raíz de la celebración del día de San Valentín.

Son películas –algunas de ellas emblemáticas de la historia del cine- y otras son de carácter entretenida; pero con calidades para pasar un buen rato disfrutándola.

A continuación mis sugerencias para ustedes.

• Casablanca
Esta es obra maestra de la cinematografía mundial. Todo cinéfilo la haya visto no podrá olvidar jamás sus dos horas de metraje.

Humphrey Bogart e Ingrid Bergman es paraje protagónica. Ambos hacen gala de sus respectivos histrionismos en este drama–romance donde son acompañados por un reparto de actores célebres.

Bogart representa a un individuo lleno de vicios y amargado por el amor puro que había conquistado, y sin embargo, las circunstancias de la vida, lo pondrán a decidir lo que estaría dispuesto a hacer por amor. Ambientada en la ciudad de Casablanca durante la Segunda Guerra Mundial, su trama presenta a los nazis buscan afanosamente al líder de la resistencia, Victor Laszlo, quien llega al famoso Bar de Rick Blaine (Bogart) acompañado de su esposa Ilsa.

Durante el desarrollo de la trama se manifestarán sentimientos encontrados, lo que dará lugar a una dura decisión: tomar el camino correcto, muchas veces sin tomar en cuenta el desprendimiento y el sacrificio para alcanzar el éxito de la empresa que deberá acometer.

• Love Story
“Love Story” o “Historia de amor” es una producción que prácticamente salvó de la ruina a la Paramount Pictures. Su tema es una historia sencilla, pero cargada de sentimentalismo. Esta hizo que el público se volcara a los cines y se identificara con los personajes representados por los actores Ryan O’Neal y Ali McGraw.

Es una película conmovedora y llena de frases tales como “Amar significa nunca tener que decir lo siento”. Con el paso del tiempo esta historia pudiera resultar muy novelesca. Sin embargo, su estructura y la entrega de la pareja al amor puro sin importar el qué dirán, hace de la misma una oportunidad para analizar un sentimiento hermoso y extraño como es el amor.

• Romeo y Julieta
El amor y el sacrificio de una pareja que se ama lo representa este dúo sobre la legendaria obra de William Shakespeare.

El director italiano Franco Zeffirelli dirige este filme que cautivó a una legión de jóvenes durante la década de los años sesenta. En el guion, lleno de versos y estrofas permitió al director ser fiel a la obra principal. Hizo del filme una perfecta combinación de romanticismo y de fantasía para el deleite del público.

• Amour
Cuando una relación de pareja es capaz de durar 60 años de unión, prácticamente dos seres se convierten en uno solo. Y durante este tiempo cualquiera se pudiera preguntar: ¿Qué sacrificio sería capaz de hacer alguien por un acto de “Amor”?

Su director, Michael Haneke, nos tiene acostumbrados a temas profundos.

Esta joya de la cinematografía mundial, estrenada en 2012, presenta una historia desgarradora sobre el amor, la relación de pareja, la cotidianidad de la vida y de la muerte.

Excelente película que las recomendamos de principio a fin porque nos trae a un plano de debate de hasta dónde el ser humano es capaz de llegar a los límites del amor.

• Verano del ‘42
Hay momentos en la vida de cualquier adolscente, que marcan para siempre. Son como mancha indeleble de nuestras vidas. Es así como esta película estrenada en 1971 marcó a una generación en el despertar de la inocencia para adentrarnos al mundo de los adultos.

Un toque sutil inolvidable está expresado en el filme. “Verano del ‘42” es el recuerdo de un amor de adolescencia que quedará de manera trascendente en el corazón. Trata sobre el primer amor.

Del primer descubrimiento sobre el acto sexual. De la manera sobre el aprendizaje del mismo para su consolidación en el futuro. La generación de los años setenta evocará este pasado que siempre estará presente por el resto de sus vidas como una forma de revivir la inocencia perdida, pero con disfrute.

• Cuando Harry conoció a Sally
Esta comedia con corte romántico con pinceladas de drama ha sido un ícono desde su estreno en1989. Billy Crystal y Meg Ryan protagonizan una historia donde dos jóvenes estudiantes universitarios se conocen por casualidad, y en un trayecto de un estado a otro, hablan sobre el concepto de la amistad entre parejas de distintos sexos y su conflicto; porque él piensa que siempre estará el interés del aprovechamiento para poder hacer el amor. Ella entiende lo contrario.

Durante el desarrollo de la trama cada cual buscará su destino en el amor; pero a veces el destino de la vida le deparará algo inesperado.