Luis Abinader reiteró este lunes que la aplicación de la reforma a la Policía Nacional es inminente y necesaria. «Está es la primera reforma verdaderamente integral; este es el primer estudio verdaderamente integral de la Policía Nacional y tiene también su ruta critica de trabajo de cómo implementarlo, y eso lo vamos a realizar, que no tenga dudas el pueblo dominicano, porque para eso no hay que convencernos, si no que nosotros estamos convencidos desde antes», dijo el mandatario al recibir el informe final sobre el diagnóstico y recomendaciones de la Comisión Especial para la transformación y profesionalización de la Policía Nacional.

Al respecto informó que se han estado creando comisiones de seguimiento a las propuestas planteadas por el grupo de trabajo, las cuales están compuestas por expertos locales e internacionales en temas policiales.

«Ya nosotros estamos estableciendo comisiones especiales y un seguimiento ejecutivo que anunciaremos en los próximos días en una especie de comisionado para la reforma de esta Policía Nacional que trabajará de manera organizada con la Policía para ir estableciendo las fechas y los objetivos en que se logren cada una de estos objetivos y estas metas», explicó Abinader.

Sostuvo que entre los principales aspectos que requieren atención dentro de la Policía Nacional están la educación de los agentes y la significación de los salarios que perciben, así como el establecimiento de mayores controles internos.

Mientras que el vicepresidente ejecutivo de la Fundación Institucionalidad y Justicia ( Finjus) Servio Tulio Castaños, dijo que entre los principales hallazgos hechos por la comisión están una Policía Nacional totalmente arrabal izada, y descuidada por el Estado, con formación académica y procedimental deficiente, centralismo de poder: «El diagnostico se construyó con los mismos miembros de la institución», indicó Castaños al decir que recibió un amplio apoyo por parte de esa y otras instituciones del Estado que participaron del proceso.

Afirma que fueron cientos de horas de reuniones de trabajo para llegar al documento que le fue entregado al presidente de la República, incluyendo unas 15 con el jefe de Estado, del que dice sin su voluntad y peso político sería imposible realizar la reforma.