Hace unos días Maluma presentó su nuevo sencillo ‘ADMV’ -acrónimo de la expresión ‘amor de mi vida’- con el que ha logrado sorprender a todos sus fans al apostar por un sonido y una temática muy alejada del género urbano que le ha convertido en una estrella mundial.

La idea para esta canción comenzó a gestarse en enero. Maluma s encontraba en Jamaica, donde estaba trabajando en su próximo disco y le fue imposible volar hasta Las Vegas para acudir a la gala de los Grammy, premios a los que fue nominado por primera vez como Mejor Artista Latino. Todo eso le provocó una inmensa decepción.

«Me monté en un kayak y me puse a remar hasta encontrarme en el medio del océano y entonces empecé a pensar en mis prioridades», dijo en una entrevista para Billboard.

«Me di cuenta de que estaba invirtiendo demasiada energía y mucho tiempo en mi carrera y me estaba olvidando de mí mismo, de mi esencia y de las cosas verdaderamente importantes de la vida, como la familia o encontrar el amor verdadero», agregó en la misma entrevista para Billboard.

La conclusión a la que llegó fue que, aunque él sea el primero en publicar fotos de sus coches o de su estilo de vida privilegiado en las redes sociales, también quería mostrar su otra faceta, más real.

«Estoy harto de escuchar siempre lo mismo; a la gente hablando de diamantes, y de fiestas y de Ferraris. Hay cosas más importantes como el amor que sentimos los unos por los otros», ha lamentado.

Esa es, por otra parte, la gran asignatura pendiente que le queda al cantante colombiano y que tendrá que esperar a que acabe el período de aislamiento: «Yo creo en el amor de verdad, aún no lo he encontrado, pero quiero hacerme viejo al lado de mi pareja».