Melissa Lucio se convirtió en el año 2008 en la primera mujer latina condenada a muerte en Texas, Estados Unidos; esto tras un juicio en el que la fiscalía del estado argumentó que la acusada mató a su hija de dos años de edad de una paliza un año antes. Lucio, quien ahora cuenta con 53 años de edad, es madre de 14 hijos y se encuentra a solo unos días de ser ejecutada.

La ejecución de Lucio, que está programada para este 27 de abril de 2022 por medio de una inyección letal, ha causado revuelo internacional. Decenas de organizaciones, expertos y activistas de derechos humanos insisten en que se detenga la ejecución ya que, según ellos, el proceso estuvo plagado de malentendidos que no fueron investigados en el momento por su defensa.

Esto condujo a que finalmente Lucio quedara en el «corredor de la muerte”, a la espera de ser ejecutada. Tras haber pasado 14 años en prisión, los abogados de Melissa Lucio aseguran que una nueva revisión del material probatorio del caso demuestra que es inocente y que fue inducida a entregar una confesión bajo presión.

¿Cuál fue la razón por la que Lucio fue condenada a ser ejecutada?

Hace 14 años, en 2008 Lucio fue sentenciada a muerte en Texas, tras un juicio en el que la fiscalía arguyó que la acusada mató a su hija de una paliza; por su parte, ella alegó que la pequeña, que tenía malformaciones en las piernas, se había caído por la larga y vieja escalinata de su casa en Harlingen, durante un momento de descuido.

Era el 15 de febrero de 2007, cuando la pequeña, de nombre Mariah y que contaba con dos años, jugaba en las escaleras de su casa mientras sus padres y sus once hermanos organizaban una de sus muchas mudanzas. No obstante, de pronto la pequeña cayó de manera abrupta por las escaleras, momento en el que su mamá, estadounidense de origen mexicano, la encontró llorando con algo de sangre en los dientes.

Luego de revisarla, Melissa Lucio notó que su hija no tenía otras heridas visibles en su cuerpo por lo que no se alarmó y siguieron con las actividades que se encontraban realizando, sin embargo, tan solo dos días después, Mariah fue hallada muerta por su padre mientras la pequeña aparentemente dormía.

Un año después de estos hechos, que tuvieron como escenario el condado de Cameron, Texas, los jueces determinaron que Lucio había «golpeado y torturado” a su hija por lo que decidieron sentenciarla a recibir lainyección letal, por lo que la mujer de origen hispano se convirtió en aquel 2008 en la primera latina en ser condenada a pena de muerte.

Para determinar esta sentencia, el tribunal se basó en una confesión que Lucio dio durante el interrogatorio policial de cinco horas que le realizaron posterior a los hechos, en el que ella, exhausta y afectada por el mismo, terminó declarando «No sé lo que quieren que diga. Supongo que soy la responsable”.

Al tiempo que Melissa Lucio era condenada a la pena capital en Texas, su entonces pareja, Robert Álvarez, recibió cuatro años de cárcel, pese a que aparentemente tenía la misma responsabilidad por la muerte de la pequeña Mariah, por lo que muchos no dudaron en señalar que todo parece indicar que este hecho representaría un caso de discriminación.

Activistas en DH insisten en que el proceso estuvo plagado de malentendidos

Lucio fue condenada a recibir la inyección letal. FOTO: Especial

A solo 4 días de que se cumpla la sentencia deMelissa Lucio diversas organizaciones, así como expertos y activistas de derechos humanos insisten en que se detenga la ejecución ya que, según ellos, el proceso estuvo plagado de malentendidos.

Los abogados de Lucio entregaron esta semana más pruebas del caso, así como testimonios de expertos y análisis forenses que contradicen el fallo de los jueces de Texas: «Hemos presentado unas 800 páginas de nuevas pruebas que demuestran su inocencia, y ahora necesitamos una suspensión de la fecha para que la corte tenga el tiempo adecuado”, declaró hace unos días Sandra Babcock, una de las abogadas de Lucio, a Telemundo.

Las irregularidades que se le atribuyen al proceso que sigue Melissa Lucio cobraron mucha mayor relevancia una vez que se dio a conocer el documental «El Estado de Texas vs. Melissa”, de Sabrina Van Gassel, el cual fue estrenado en el año 2020, y en el cual se detalla que la muerte de la niña pudo haber sido producto de un accidente, y no un homicidio como arguye la fiscalía de Texas.