Helenny Amparo
Santo Domingo, RD

De a pocos pero seguros, comenzaron a llegar a partir de este jueves los primeros ciudadanos, mayores de 70 años, con comorbilidades  y miembros del personal de salud, a los diferentes centros de vacunación contra el covid-19 para aplicarse una tercera dosis.

Esto, después de que el gobierno anunciara el pasado miércoles que la inoculación se extendería hasta un tercer pinchazo, pero sería de manera opcional y que el proceso comenzaría de “inmediato” para hacer frente a la amenaza de las nuevas variantes del virus.

Déficit de anticuerpos, reforzar la inmunidad y dar el ejemplo, son algunas de las razones que motivaron a los asistentes a poner el brazo y levantar la manga una vez más para ser vacunados.
Manuela, por ejemplo, cumplió recientemente dos meses de que le fue suministrada la vacuna sinovac y tras monitorear sus anticuerpos notó que no poseía.

“Lo que pasa es que nos hicimos el conteo y ninguna de las dos tenemos. Fue como si no hicimos absolutamente nada”, manifestó mientras esperaba su turno en el recinto de vacunación que funciona en el centro olímpico. Manuela señaló que luego de ser vacunada por tercera vez acudirá a repetir los análisis.

De su lado, el doctor Erwin García resaltó que el “sentido común” le llevó a inocularse por tercera vez.

“Si nos pusimos las dos primeras en estado de emergencia y sin haber terminado los estudios y después de millones de dosis puestas sabemos que todavía no estamos  cien por ciento protegidos ¿por qué no ponernos una tercera que ya millones se han puesto para mejorar nuestro estado de inmunidad?… eso se llama sentido común”, manifestó el galeno.

Para las 10:00  de la mañana, según el encargado de la jornada que funciona diariamente en el pabellón de karate del centro olímpico, doctor Moises Figuereo, ya habían inmunizado a 10 personas, de los cuales cuatro eran del sector salud.

SEPA MÁS

UNPHU
En la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) hasta las 11:00 de la mañana 17 personas se habían puesto la tercera dosis. Allí fue inmunizada Norka Díaz para “aumentar la protección” por su delicada situación de salud matizada por diabetes y operación por cáncer.