La NBA busca alternativas para jugar con cierto número de aficionados, aunque el comisionado Adam Silver preparó a los jugadores para jugar sin asistentes.

Pero Silver manejó la posibilidad de que los partidos podrían llevarse ante a multitudes limitadas. “No es lo que quisiéramos, pero puede ser la realidad por un tiempo», dijo a los jugadores.