Poco a poco el mundo se recupera de la pandemia: Nueva Zelanda no tiene más contagios locales de coronavirus y su manera de controlar la situación fue admirable.

Según reportes de la BBC, el gobierno del país declaró «actualmente eliminado» al COVID-19.

Lo anterior debido a que durante los últimos 7 días sólo se registraron casos de un dígito y el pasado domingo sólo se tuvo 1 caso en toda la región.

Las cifras de Nueva Zelanda

Nueva Zelanda reportó 1, 472 casos confirmados de coronavirus, 1,214 personas recuperadas y sólo 19 muertes en lo que va de la pandemia mundial.

Pero la primera ministra Jacinda Ardern dejó claro que se seguirán tomando medidas preventivas, durante una sesión informativa diaria.

Estamos abriendo la economía, pero no la vida social.

El regreso a las actividades

El gobierno indicó que a partir de este martes, servicios de atención médica, actividades educativas no esenciales y ciertas actividades comerciales serán reanudadas.

No obstante, el distanciamiento social seguirá aplicando para la mayoría de la población.

¿Cuál fue su estrategia sanitaria?

  • Nueva Zelanda implementó un estado de cuarentena para sus ciudadanos.
  • Cerraron fronteras.
  • Se prohibió a los habitantes ir a cualquier sitio público de no ser necesario.
  • Cerraron los negocios con actividad no esencial, como centros comerciales, antros, bares y restaurantes.
  • Los pobladores sólo pueden salir para adquirir alimentos, artículos de primera necesidad y medicinas.
  • En cualquier lugar público, se debía mantener una distancia de 2 metros entre cada individuo.
  • Se pidió la participación ciudadana para señalar a quienes no cumplieran con lo establecido.

Algunas restricciones se mantendrán:

  • Los restaurantes con comida para llevar pueden abrir, pero no aquellos que involucren contacto cara a cara entre las personas.
  • La convivencia podrá ser entre un pequeño grupo de amigos cercanos o familiares.
  • Mantenerse a 2 metros de otras personas.
  • Las reuniones masivas aún están prohibidas.
  • Centros comerciales permanecen cerrados.
  • Los niños no irán a la escuela.
  • La frontera de Nueva Zelanda permanecerá cerrada.