Santo Domingo.- Una de las partes esenciales para combatir la COVID-19 es el número adecuado de médicos en centros sanitarios, para garantizar la atención y capacidad de respuesta en pacientes con este virus.

Ante esta realidad, la vicepresidenta de la República, Raquel Peña, anunció este miércoles la incorporación de 1,000 médicos al sector salud, los cuales se encontraban desempleados.

Precisó que recibirán un entrenamiento especializado para manejar pacientes con coronavirus.

Este adiestramiento se enfocará en especializarlos en el área de medicina intensivista e internista.

Estas declaraciones fueron ofrecidas durante la presentación del plan de esta nueva gobernanza para enfrentar el coronavirus en República Dominicana.

Durante el acto, anunció, además, que el nuevo Gobierno realizará acuerdos con centros sanitarios privados para aumentar el número de camas para pacientes con COVID-19.

Fuente: NDigital