A pedradas terminó un intento de desalojo autorizado por el ayuntamiento del municipio Esperanza (provincia Valverde) y ejecutado por brigadas del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), cuya finalidad era rescatar la berma del canal de riego Incantroba en el barrio Duarte, cuyas orillas han sido pobladas.

Un video que ha circulado por redes sociales evidencia como equipos pesados derriban varias viviendas, lo que desata la ira de los habitantes. Una mujer lanza pedradas al chofer de una de las palas mecánicas y se queja de que su vivienda, que dice construyó con sacrificio, al lado del canal de riego, fue derribada.

“Ese se muere hoy, ese se muere, me tumbó mi casa, (…) con sacrificio, yo, preñá de dos mellizos, ese se muere hoy”, amenazaba una de las damas cuya vivienda fue destruida.

El alcalde del municipio Esperanza, Freddy Rodríguez, dijo a Diario Libre, en una entrevista que los desalojados habían sido notificados por parte del ayuntamiento y el Indrhi, sin embargo, no hicieron caso al aviso.

Resaltó que esas construcciones no solo violan el área del canal de riego sino también que obstruyen la conexión de una calle con otra.

Los operativos forman parte del plan de rescate y limpieza de los canales de riego, implementados por el Indrhi a nivel nacional.

“Eso es una vía, esto es una calle que sale para allá, entonces ellos vienen y construyen ahí donde no se puede, no es posible bajo ninguna circunstancia que los moradores de aquí permitan una situación de esta magnitud”, indicó el director en Esperanza de Asistencia Vial, Juan Carlos Ramos.

Sostuvo que los operativos van a continuar porque hay un plan de hacer las cosas como son, “porque la gente quiere violar la ley de una u otra forma y no estamos para eso”.

No especificó el número de familias que serán desalojadas.