Puerto Plata, RD

La Asociación de Micros, Pequeños y Medianos Empresarios de Puerto Plata, AMIPYMEPP, hizo un llamado urgente a las autoridades para que acuda en auxilio de ese sector, en especial de los negocios informales de la provincia.

José Polanco, presidente provincial de la entidad y Carlos Francisco Reynoso, presidente municipal, indicaron que la situación que vive el sector con el coronavirus y el cierre de operaciones amenaza con hacer desaparecer a por lo menos 2000 pequeños negocios de la provincia agrupados en la entidad.

Polanco y Reynoso se solidarizaron con los esfuerzos que realiza el presidente de la Federación de Micros, Pequeños y Medianos Empresarios, Carmelo Rodríguez ante las autoridades para que vayan en auxilio de ese importante sector.

Recordaron que las pymes generan cerca del 70 por ciento de los empleos de la economía Dominicana por lo que se hace urgente el auxilio del gobierno a ese sector en particular a la gran cantidad de negocios informales que funcionan en el país, que constituyen una parte importante de la economía nacional.

Dijeron que en los 10 años que esa institución viene brindando servicios al sector, nunca habían tenido una situación tan difícil, por lo que indicaron que actualmente trabajan en un levantamiento de los negocios que se encuentran en situación crítica para presentarlo al Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes para que acuda en auxilio del sector.

Afirmaron que cientos de salones de belleza, pequeños restaurantes, comedores, cafeterías, gift Shops, dulcerías, talleres de mecánica, ebanistería, relojeros, sastres, modistas, pequeños productores agrícolas, artesanos y vendedores del Pueblito en Playa Dorada, el sector del transporte urbano e interurbano, transporte escolar, entre otros, se encuentran en una situación desesperante, ya que al no poder laborar no  saben cómo podrán hacer frente a los compromisos con empleados y las deudas acumuladas de energía eléctrica, teléfonos y otros servicios, con la que quedaran cuando termine este proceso.

“Ni que decir, de los préstamos con los bancos comerciales, con los cuales por lo menos hay un respiro por tres meses, pero luego hay que seguir pagando y una parte importante de estos negocios tienen que recurrir a préstamos informales, en especial tipo san, de pago diario o semanal, a altos intereses, lo que es una gran fuente de preocupación para estos pequeños empresarios”.

Dijeron que hay casos dramáticos de personas que están realmente pasando hambre ante la crisis del sector el cierre completo de las actividades turísticas y el cúmulo de compromisos con que operan los pequeños negocios, en especial los informales por lo que reclaman del gobierno y del Ministerio de Industria y Comercio el auxilio para ese importante sector de la economía.

Indicaron que solo una pequeña parte de las empresas ha podido recibir el apoyo del gobierno a través de los programas FASE y Quédate en Casa, por lo que la gran mayoría de los miembros de la entidad se encuentra en una situación desesperante.