Santo Domingo.- El piloto y el mecánico de la aeronave, los nombrados Di-Venanzo Robert Lee y Dubey Bal Krishna, fueron quienes se percataron de la presencia de los bultos que contenían 200 paquetes de cocaína decomisada en el aeropuerto de Punta Cana el pasado cinco de abril.

Así consta en la sentencia que emitió la magistrada Francis Yojary Reyes Diloné el pasado martes 12 del presente mes.

El documento explica que «fueron estos quienes se percataron de la presencia de los bultos en el compartimiento de cables de la aeronave y dieron parte a las autoridades, lo que desencadenó la ocupación de la sustancia controlada».

Sobre el particular, Di-Venanzo Robert Lee, piloto del avión, dijo en sus declaraciones, que él y el primer oficial estaban haciendo su rutina, sentados en el avión y había una luz encendida que indicaba que había un lugar del avión, donde estaban los cables, abierto.

«La luz se marcó, el mecánico (Dubey Bal Krishna) subió al avión para hablar conmigo, este estaba ahí dentro para tratar de conseguir un código de otro mecánico y fue cuando notó que había una maleta negra, entonces, mandé al primer oficial a revisar; este tomó una foto; fue cuando llamé al vicepresidente de operaciones de mi aerolínea», aseguró.

También declaró que las 2:45 de la tarde le informó a su jefe Brock Anderson, que había una maleta y este le dijo que lo dejara hablar con otras compañías; luego, le llamó para atrás y le dijo que dejaran la aeronave para que las autoridades la revisaran.

Aseguró que Anderson fue que llamó a las autoridades y les pidió que dejaran la nave; se bajaran con los pasajeros y fueron a una terminal.

En ese orden, Dubey Bal Krishna, mecánico de la nave, señaló, en la audiencia, que vino con la tripulación a hacer un servicio, que le dan un mando en un papel de hacer el chequeo regular del avión y cuando lo firma el avión puede irse.

«Pero, el avión tuvo un problema en una puerta principal, que está abajo, donde mencionaron, el código estableció que había algo defectuoso, ahí encuentro una maleta, no debía haber nada ahí, solo cables», explicó.

Este coincide con el piloto del avión en que le informó sobre lo encontrado en el interior de la nave.

El pasado 12 de abril el Tribunal de Atención Permanente de la provincia La Altagracia impuso como medida de coercion el pago de una garantía economía de un millón de pesos, a cada uno de los 12 extranjeros imputados en el decomiso de los 200 paquetes de cocaína incautada en la aeronave.