En la Argentina sucedió un hecho de lo más insólito. Policías fueron acusados de robarse un cordero para hacer un asado en su comisaría. El hecho sucedió en Corrientes, una provincia ubicada aproximadamente 1.000 kilómetros al norte de Buenos Aires.

Entre los detenidos está el jefe de la comisaría de la localidad. «Todos están con arresto preventivo, siendo investigados y con sumario administrativo interno», explicó el subjefe de Policía de la provincia, Eduardo Acevedo a Télam, el medio estatal argentino.

El hecho se conoció cuando un productor de la zona denunció en la Policía Rural y de Islas que, tras escuchar disparos, advirtió que hombres de civil se llevaban el animal en una camioneta de la fuerza provincial.

«Nos causa mucha indignación, trabajamos denodadamente por cuidar nuestro prestigio. Este accionar tira por tierra el trabajo comprometido de la Policía de Corrientes«, agregó Acevedo.