Por defecto, las contraseñas de WiFi de los hogares son una sucesión larga de números y caracteres. Si bien esto se puede configurar y personalizar, no mucha gente lo hace y mantiene la clave que le llega al momento de contratar el servicio.

Sin embargo, hay una forma muy sencilla de compartir esta clave a tus visitantes sin la necesidad de memorizar una clave interminable. Es que si tienes un dispositivo Android puedes hacerlo a través de un código QR fácil de escanear.

Debes estar conectado a esta red. Debes ir a ajustes, a conexiones y acceder a la red WiFi. En la tuerca derecha de nuestra conexión accederemos a las opciones. En los detalles de la red aparecerá una opción que se llama Código QR.

Al hacer click en esa opción se generará automáticamente un QR con el nombre de la conexión. Con solo escanearlo, cualquier persona podrá conectarse sin tener que introducir ninguna clave.