En adultos, COVID-19 se caracteriza por neumonía intersticial grave con una hiperactivación de la cascada inflamatoria.

Los pulmones contienen diminutos sacos de aire (alvéolos), que es donde se absorbe el oxígeno. Estos sacos de aire se expanden con cada respiración. El tejido alrededor de estos sacos de aire se denomina intersticio. En personas con neumonía intersticial, este tejido cambia y los sacos de aire no pueden expandirse tanto.

En adultos, COVID-19 se caracteriza por neumonía intersticial grave con una hiperactivación de la cascada inflamatoria.

Los pulmones contienen diminutos sacos de aire (alvéolos), que es donde se absorbe el oxígeno. Estos sacos de aire se expanden con cada respiración. El tejido alrededor de estos sacos de aire se denomina intersticio. En personas con neumonía intersticial, este tejido cambia y los sacos de aire no pueden expandirse tanto.