El actor chileno Matías Novoa será uno de los personajes que aportará más intriga a la segunda temporada de la serie mexicana “¿Quién mató a Sara”, se trata de su primer proyecto con Netflix y es uno de los varios retos actorales que le ha tocado enfrentar recientemente.

“Fue el primer proyecto que filmé desde la pandemia. Fue en un momento en donde todo se estaba reabriendo y viajé a México porque me latió muchísimo la historia”, cuenta el actor de “El señor de los cielos” (2018).

La primera temporada mostró la historia de Álex, interpretado por el actor colombiano Manolo Cardona, un adolescente que resulta incriminado en la muerte de su hermana Sara gracias a la poderosa familia Lazcano.

Después de pasar años en prisión, regresará dispuesto a cobrar venganza contra César, el cabeza de familia.

En la segunda temporada, el personaje de Matías, llamado “Nicandro”, es otro amigo de juventud de los hijos de la familia Lazcano y quien fue uno de los testigos de la tragedia de la muerte de Sara.

“Es el único amigo que después de este acontecimiento desaparece y no se sabe nada más de él. Hizo su vida en el extranjero y en el momento que sabe que el hermano de Sara está fuera de la cárcel regresa a México para saber la verdad”, apunta Novoa.

Como resultado, la lista de conflictos y secretos se irán incrementando y harán que los sospechosos vayan en aumento.

La segunda parte de la ficción creada por el escritor y guionista chileno José Ignacio Valenzuela llegará a las pantallas el 19 de mayo y continuará con la persecución de los culpables y a Novoa se sumarán los actores Daniel Giménez Cacho y Antonio de la Vega en el proyecto.

Este no es el único proyecto que ha mantenido a Matías entretenido y trabajando en este tiempo.

El actor es parte de la serie “Armas de mujer”, un “dramedy” en el comparte créditos con la actriz mexicana Kate del Castillo.

La serie sigue la historia de cuatro mujeres que viven el arresto repentino de sus maridos al ser acusados de estar involucrados con una organización criminal. Acostumbradas al lujo, las mujeres buscarán tomar las riendas de su propia vida apoyándose entre ellas en un tono de drama y comedia inusual.

“Yo soy el marido de Kate en la historia, los esposos de las cuatro protagonistas andan en negocios ilícitos y se quedan solas, suceden situaciones tragicómicas entretenidas y actuales”, adelanta el actor.

El género “dramedy”, tan particular y poco explorado por Novoa, al igual que “en Latinoamérica en general”, así como la pandemia que obligó al actor a hacer el “trabajo de mesa” de su personaje por Zoom, fueron varios de los retos más grandes que tuvo que abordar el chileno.

Por si ambos proyectos no fueran suficientes, Matías está haciendo una serie más con Netflix, de la que aún no puede hablar, y además tendrá una aparición en la telenovela mexicana de la productora Rosy Ocampo “Vencer el pasado”, en la que junto a África Zavala encarnará a un personaje machista para mandar un mensaje positivo y una lección al público.