Comunitarios del sector Anamuya del municipio de Higüey, denunciaron este viernes que la escuela Natalia Blanco se inunda cada vez que llueve, por lo que entienden los alumnos no pueden tomar docencia en estas condiciones.

El presidente de la junta de vecinos Lucha y Progreso de esa comunidad, Francisco González, sostuvo que esa desagradable situación la vive la escuela en la primera planta «desde que caen dos gotas de agua». Asegura que esta situación la viene arrastrando el centro desde sus inicios.

Explicó que tenían ocho aulas fuera servicio, pero ahora tienen entre 14 a 16 aulas, «porque cogió mucha más agua hoy, debido a que anoche llovió más».

González precisó que esta situación no solo perjudica a los estudiates, sino también que los padres se ven afectados ya que sus niños no reciben el pan de la enseñanza y muchos no tienen donde dejarlos a la hora de irse a trabajar.

 

«Esto afecta hasta en el tema alimenticio ya que el menor mientras esta en la escuela recibe los alimentos y los padres no tienen que preocuparse por la alimentación de estos mientras están en la escuela»Francisco GonzálezPresidente de la junta de vecinos Lucha y Progreso

 

 

Indicó que desde que inició la construcción del centro, le han advertido a las autoridades de educación y a los ingenieros que en ese lugar pasaban algunas cañadas y que cuando llovía se inundaba.

Comentó que las autoridades actuales tienen conocimiento del caso, pero aún no han recibido ninguna respuesta.

Felipe Castillo, presidente de la Asociación Dominicana de Profesores, filial Higüey, dijo que en ese centro educativo se construyó un pabellón en la parte baja y que cada vez que cae lluvias, la misma penetra al área e inunda el lugar.

 

Expandir imagen
Infografía
Maestra de la escuela Natalia Blanco sacando agua de una de las aulas (FUENTE EXTERNA )

 

Castillo sostuvo que los niños de ese centro educativo están desde el miércoles sin tomar docencia por las condiciones del tiempo en los últimos días.

La escuela Natalia Blanco actualmente asiste a 385 niños que están siendo afectados por esta situación.

Reveló que estuvo en el lugar acompañado del presidente de la Asociación de Padres, Madres, Tutores y Amigos de la Escuela (Apmae) de ese centro educativo y de dos presidentes de junta de vecinos de la comunidad analizando esa situación.

«Acordamos establecer un documento y dirigirlo directamente al ministro de educación, Roberto Fulcar, porque esa escuela en los próximos días, si no se corrige esa situación la estaremos paralizando», manifestó Castillo.