Entre el 1979 y el 2010, tan solo en Estados Unidos las muertes directamente relacionadas por la exposición al calor alcanzaron un índice de 0,5 muertes por millón. En particular, en el año 1896 en Nueva York murieron 1500 personas por una ola de calor…