Nada pudieron los muros y barrotes de la prisión de máxima seguridad de Welikada, en Sri Lanka, para impedir el escape de un gato ‘narcotraficante’, a pesar de que se encontraba bajo estricta vigilancia. El animal había sido detenido cuando intentaba introducir al penal casi dos…