Mi padre repasó, escapándosele una leve sonrisa, la imagen de su hijito primogénito exhibiendo un sombrerito de vaquero y un guillo en la muñeca izquierda. Otra, la de mi primer retrato, chiquitico, arrellenado en el piso con una latica de leche entre las piernas y…