Luis García Dubus Santo Domingo, RD “¡Déjenme quieto, yo no sirvo para eso! ¡Soy empleado, comprometido con mi trabajo…!”. Eso respondió cuando lo invitaron a formar parte de una comunidad. Luego, accedió a ir un día.  Allí se encontró con otros iguales a él: “¡Yo…