La Unión de Farmacias Inc. puso a disposición del gobierno más de 1,200 farmacias, diseminadas en todo el territorio nacional, para servir de enlace y garantizar que los dominicanos puedan recibir la prueba de COVID-19 de manera oportuna.

De acuerdo a una nota de prensa, la decisión se tomó tras la entidad recibir una solicitud este miércoles del ministro de Salud Pública, Daniel Rivera, de que las farmacias apoyen a la población a adquirir la prueba del COVID-19 en sus establecimientos.

El presidente de la entidad, Raúl Hernández Castaños, afirmó: “Esta es una medida acertada que facilita el acceso a miles de pacientes a la prueba de COVID-19, al tiempo que descongestiona los centros de aplicación de las mismas”.

Según explicó, se abordaron varias acciones tendentes a garantizar el acceso a las pruebas de COVID-19 a un mejor precio y, por tanto, se encuentran colaborando en ese sentido.

El presidente de la organización garantizó, además, que las farmacias siempre han cumplido su función social y han sido aliadas del gobierno y la población, durante este periodo de pandemia.